Autocine Madrid RACE primera empresa española que sustituye a su plantilla de trabajadores por ROBOTS

Madrid, 28 de Diciembre de 2018

Autocine Madrid RACE ha sido la primera empresa española que reemplaza a su plantilla de trabajadores por robots.

Es el único autocine de la Comunidad de Madrid y el más grade de Europa. Con una parcela de 25.000 m2 a cinco minutos de Plaza Castilla y aforo para 350 coches, los clientes pueden disfrutar de las mejores películas de estreno desde su propio vehículo.

Hasta ahora, la robotización en las empresas solo se había visto en sectores industriales pero Autocine Madrid RACE pretende ir un paso más allá al anunciar que la inteligencia artificial hará trabajos no manuales reemplazando a trabajadores de las diferentes áreas del cine.

Esta es una de las medidas más relevantes de la Estrategia 2019 de la empresa y que ya ha comenzado a implementar desde este mes de diciembre . Autocine Madrid RACE ha adquirido en Kunshan , China, siete Robots con la tecnología “Elemental thinking” que ya sustituyen a sus trabajadores en las diferente áreas.

Los puestos que han sido sustituidos por tecnología robótica son Taquilla (Recepción de clientes y validación de entradas), Acomodación (Ubican a los vehículos en el parking según altura del vehículo y orden de llegada para una correcta visualización de la pantalla), Dependientes (Dispensadores de palomitas, refrescos e incluso te llevan la cena al coche) Cocina (Preparación estándar de perritos, hamburguesas y ensaladas).

Pero esto no es todo, también los puestos de las áreas administrativas han sido cubiertos en un 70%: Administración (recepción de pedidos , albaranes, emisión de facturas…), Community Manager ( mediante un software que interacciona con las reseñas de los clientes, la información de cartelera volcada en la web y análisis de la competencia, confecciona post y publicaciones que de momento han aumento el alcance de clientes en un 250%)

Autocine Madrid RACE ha desembolsado 1,2 millones de euros en la adquisición de los robots. Con esta inversión pretende ahorrar más de 600.000€ en salarios y aumentar la productividad en un 230% en el 2019.

Un estudio de 2013 de dos investigadores de la universidad de Harvard ya avisaron de que este tipo de automatización iría mucho más allá para imponerse en profesiones tan variadas como los cocineros (que no chefs), los limpiadores, los dependientes, los analistas financieros o los técnicos dentales.